CONTADOR DE VISITAS

11 de diciembre de 2013

NUESTRA DEMOCRACIA EN MANOS DE PATRICIOS

Un patriciado en la España del Siglo XXI
Nunca pensé que en un sistema democrático, en un país avanzado, política y socialmente, se tomaría  y legislaría normas que crearan una situación de indefensión de los ciudadanos,   por culpa de sus propios representantes, elegidos democráticamente.
Allá por el siglo VI a.C, los aristócratas Sólón, Clístenes, Pericles, hicieron reformas, en La Atenas Griega, que dieron paso a un nuevo sistema de gobierno en donde  la ciudadanía podía participar en sus nuevas instituciones, y con ellas potenciar al ser humano individuo, y a su colectividad.
Es increíble que 2500 años después, la democracia  española acepte la redacción de leyes antidemocráticas, impositivas  represivas y coercitivas sobre sus ciudadanos y en contra de su propia carta magna:
Derecho a un trabajo, derecho a la libre manifestación, a un hogar, a la libertad de expresión  y manifestación, etc…
Todo eso se ve sancionado  en nuevas leyes, nuevos decretos,  creando la indefensión del individuo, del ciudadano, en favor del propio “representante de la plebe”, protegiendo, tales normativas la figura del nuevo noble del siglo XXI: el político  actual, y al verdadero gobierno encubierto: El neocapitalismo.
¿A cuantos años luz estamos de la sociedad anglosajona, escandinava o canadiense?, por poner solo tres ejemplos de democracias avanzadas.
Recordando los años de mi juventud, y sin quitar ninguna coma a lo que significa una dictadura para la ciudadanía, nunca vi ni conozco, por estudios o historias de la familia, tantos recortes sociales, como esta derecha recalcitrante está introduciendo en la España del Siglo XXI
Recortes en derechos individuales, en derechos colectivos, en derechos sociales, económicos, políticos, etc., etc.
Está claro que los asesores  y políticos saben utilizar la  ignorancia popular, la desinformación ciudadana, el silencio administrativo, la no irradiación social de la información política hacia toda la ciudadanía, para ellos hacer y deshacer a su libre albedrío
Leyes como la  Ley de Seguridad ciudadana, , con su enmiendas hacia la actuación de la seguridad privada, como verdaderos policías, la  engañosa ley hipotecaria, y la no aceptación de lo acordado en el Tribunal Europeo sobre las hipotecas y si la rápida actuación sobre la Ley  de excarcelación de asesinos, indica la  gallardía de nuestros actuales políticos, comprados por el poder financiero, y  atraídos por don dinero, sin importarle realmente la verdadera función que el pueblo les ha encomendado: perfeccionar la Democracia para una mayor convivencia, libertad, tranquilidad, bienestar  y concienciación ciudadana.
El silencio impuesto a los suicidios sociales por los desahucios, a los reclamos sociales sobre leyes injustas, como la las que mantiene aún vigentes las clausulas suelo, las políticas en contra de las decisiones  de protección ciudadana como la ley del medicamento en Andalucía, que luego la aplican en leyes de defensa, las asfixias políticas y económicas hacia gobiernos de diferente color políticos, etc, etc, dicen mucho de la verdadera formación democrática de los actuales gobernantes .
Para terminar vuelvo a pedir que seamos conscientes del gran poder que tenemos hoy los ciudadanos, en las próximas elecciones y sucesivas, con nuestro voto, podemos y debemos cambiar radicalmente el panorama político de nuestra piel de toro, ni unos ni otros,  nuevos totalmente, si queremos  dar la primera lección de democracia  sin violencia, con el arma del pueblo: su voz y su voto…………….


No hay comentarios: